Olimpo 0 – Tigre 1

El Matador fue más en el duelo de ascendidos en Bahía Blanca. Tanto Tigre como Olimpo están predestinados a luchar por mantener la categoría. Esta sentencia se sabía de antemano y por consiguiente los enfrentamientos entre sí valen más.

matador.jpg

Hoy se vio un encuentro friccionado, pero bien trabajado por parte de Cagna, al que Bahía Blanca parece sentarle bien, en el que los de Victoria terminaron festejando un triunfo aliviador y necesario.

En la primera etapa, el equipo de Cagna fue un poquito más. Atacó con más insistencia y no se fue con ventaja al entretiempo por la mala puntería de sus hombres. Los de Cagna ganaron el medio y con buena circulación del balón se hicieron de las chances más claras.En un comienzo, Olimpo intentó marcar el territorio. Ya desde la propuesta (tres delanteros), Rivarola dejó en claro que de local saldrá a ganar, pero salvo un par de tiros de afuera de Barrado y Torales, jamás logró inquietar a Islas. Es que el mediocampo de Tigre logró hacer pie y gracias a la labor de Castaño y Román Martínez pudo mantenerse lejos de su área.

En la segunda etapa, la tendencia se invirtió. Con la obligación de ganar en su propio estadio, Olimpo se convirtió en el protagonista. Como las cosas no iban bien, Rivarola movió el banco en el entretiempo y puso a Dubarbier y Pinto, para contrarrestar la supremacía del matador en el centro del campo. Se hizo absoluto dominador de la pelota, pero no generó lo que sí hizo Tigre en la primera etapa. Mientras, el de Victoria esperaba en su campo y buscaba aprovechar alguna contra.Con la superpoblación de volantes todo se hizo más friccionado y hasta violento. Incluso Villavicencio perdió la cabeza y le cometió un penal sin pelota a Paparatto, que Baldassi no advirtió.

tig.jpg

El enjambre en el que se había convertido el partido le convenía a Tigre porque un punto lejos de Victoria cerraba. Sin embargo, la única buena jugada del partido dijo presente y, encima, cuando el partido se moría. La armaron Diz y el paraguayo Ayala por la derecha y la definió Lázzaro en el medio del área chica.

Lo que quedó sirvió para comprobar el disconformismo de la gente de Olimpo con este ciclo de Rivarola y cerrar el triunfo de Tigre que en el mismo lugar donde comenzó a elucubrar sus sueños de Ascenso, hoy empieza a ilusionarse con la permanencia.
El conjunto de Victoria logró cortar una racha de tres partidos sin poder convertir un gol. El anterior había sido el de Martín Galmarini, que le dio el triunfo ante Gimnasia de La Plata, en la primera jornada.

FICHA DEL PARTIDO

ficha-tigre-vs-olimpo.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: