Galmarini, Castaño, Blengio, Giménez y Torres… Verdaderos tigres.

Hasta el 2005 jugaban en la Primera B. Pero con un doble ascenso que hizo historia, estos cinco jugadores llegaron a la A. Matadores…

5-tigres.jpg

Firmar autógrafos, que me llamen a programas que antes veía por tele, las notas con la prensa, pensar que vamos a recibir en nuestro estadio a River y Boca… No sé cómo describirlo; creo que es lo mejor que me pudo pasar”. Martín Galmarini habla y se le iluminan los ojos. El es uno de los referentes de Tigre y uno de los cinco sobrevivientes del doble ascenso de categoría (de Primera B al Nacional y luego a la A). Sus palabras resumen las sensaciones que viven Juan Carlos Blengio, Diego Castaño, Matías Giménez y Nico Torres, los otros hacedores de la hazaña por duplicado.

Fueron dos cambios de División en tres años. En la temporada 04/05 fue en la Primera B —el equipo de Caruso Lombardi—. Con el ascenso consumado, el desafío fue la B Nacional. En el primer año, Tigre se quedó fuera del reducido por muy poco y debieron aguardar hasta el 2007 para alcanzar la ilusión de pelear por un lugar en la máxima categoría del fútbol argentino. Y así fue que, ya con la dirección técnica de Diego Cagna (asumió en el Clausura 07) y tras dejar en el camino a Platense y Chacarita, y a Chicago en la Promoción, el 25 de junio este equipo puso al Matador en la A después de 28 años.

“Jamás pensé que me podía suceder algo similar. Como jugador e hincha del club sé que tengo que disfrutarlo porque es algo difícil de repetir. Sin lugar a dudas, lo que vivo hoy es la mayor alegría de mi carrera”, reafirma Galmarini, apoyado 100% por Blengio: “Yo tampoco lo imaginaba, pero por suerte se dio. Es algo soñado. Como el Patito, soy hincha de Tigre, siento la camiseta y desde chiquito estoy en el club”, describe.

Pasó la fiesta por el ascenso, pasó la pretemporada, el primer triunfo en el debut ante Gimnasia en La Plata con un bombazo de Galmarini desde 35 metros… Pasó todo, hasta lo que nadie esperaba: el equipo llegó a la punta del Apertura en la séptima fecha, junto a Boca e Independiente. El empate con Newell”s lo bajó de la cima pero no lo quitó de la pelea grande: “Uno siempre sueña con jugar en Primera —relata Torres—, pero sabe que es muy complicado. Tuve la fortuna de llegar a Tigre en una etapa muy linda y ser partícipe de la vuelta a la primera categoría, después de 28 años, de un club tan grande”.

Ninguno quiere que se termine este sueño y todos intentan disfrutar cada instante. “Para mí es un sueño cumplido. Jamás imaginé poder jugar contra equipos como Independiente o San Lorenzo. Pese al esfuerzo que hicimos para estar donde estamos, mantenemos la humildad. Creo que eso fue y es fundamental en nuestras carreras. Sabemos que debemos seguir esforzándonos”, explica Giménez, con una particular acotación de Blengio: “Estos ascensos me dieron, además, la posibilidad de vivir más tranquilo: cuando debuté en la B, por ejemplo, laburaba en una panadería”.

Tigre lucha, pelea y goza. “La luchamos un montón para llegar acá y estoy muy contento”, se enorgullece Castaño, sintetizando el sentimiento de sus compañeros que, peldaño a peldaño, tocaron el cielo: “Tanto los chicos como yo sabemos los que nos costó. Estar en Primera es una alegría enorme”.

Fuente: Diario Ole.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: