Los Tiger Goods

tigre.jpg 

Por qué la nota acá?” La pregunta, casi obligada, era la intriga de los seis jugadores presentes y de algún curioso más también…Si se buscara en un diccionario la denominación Tiger Woods, la respuesta diría algo así: El mejor golfista del mundo en actividad y uno de los mejores de todos los tiempos. De un andar principesco, posee una mente admirable que lo hace fuerte en todos los campos. Aquellos que conocen sobre el norteamericano, saben que su descripción podría extenderse aún mucho más, pero hasta ahí vale para ir respondiendo de a poco a la pregunta que todos hacían en la sede de Villa Adelina de la Asociación Argentina de Golf, en donde Olé armó el encuentro con los Tiger de Cagna, a sólo 48 horas de un choque definitorio contra el líder Lanús.

La otra cuestión sería resolver cuál es la relación entre este deportista y los muchachos de Diego Cagna. No es muy difícil. Sólo basta con observar la breve definición sobre el golfista y tener en cuenta las siguientes observaciones: Tigre no es el mejor del mundo, pero sí este equipo va camino a ser el más importante en la historia del club, recorre Primera como un grupo surgido desde la realeza misma, y el plantel tiene una fortaleza que lo hace granítico. Entonces, Martín Galmarini, Román Martínez, Sebastián Rusculleda, Leandro Lazzaro, Sebastián Ereros y Martín Morel cambian la pelota número cinco por una más chica y se convierten en seis Tiger Goods. “Contra Lanús vamos a salir a buscar el partido”, afirman a coro.

Desde Escobar… Termina el entrenamiento en la estancia Mis Marías. Los jugadores, atentos como en las 14 fechas del Apertura, encaran hacia sus autos. De allí, directo por Panamericana hacia el lugar de la producción. El primero en llegar es Lazzaro, el pichichi del Matador, quizás augurando su entrada al área de Lanús el próximo domingo, y quien con sus siete tantos es la esperanza de gol del equipo. Enseguida llegan el Pato, acompañado por Luis Ardente (arquero suplente) y Román. Uno, carrilero por derecha, es el pulmón de Tigre y uno de los referentes. El otro, con su diestra exquisita, es el motor técnico; por él pasa el mayor caudal de juego y fue figura nada más y nada menos que en la goleada a River (convirtió el primero). Minutos más tarde se suma Seba Ereros. Arrancó de titular, tuvo más bajos que altos y Cagna lo sacó. Después lo volvió a bancar y empezó a rendir, al punto que el domingo jugará de titular. Inmediatamente, ante la sorpresa de los habitués del campo de golf, comienza a generarse clima.Lazzaro: ¿Puedo aparecer en la foto con anteojos?

Román Martínez: Decime una cosa, si yo quiero pegarle para la derecha, ¿por qué no puedo?

Lázzaro: Parate al revés y listo.

R. Martinez: ¿Ves? No puedo, me queda el palo al revés… Lo mío no es el golf.

Galmarini: Mirá, mirá cómo le pego… ¡Uy! El pasto, shhhh, nadie vio nada. (Susurrando) Mirá el pocito que dejamos, je… Yo jugué en un programa y pasé a la final con Dani Islas.

Lázzaro: Pará que yo también pasé a la final, eh. Si empatamos en puntos.

Ereros: Mirá, así tenés que hacer, poné cara de que la tiraste lejos (Y con la mano en la frente hace visera).

En medio de los preparativos para la fotos irrumpe Rusculleda y se prende al instante. “Yo juego al golf, pero no tengo handicap. La última vez que jugué fue hace siete meses. Me parece que somos Tiger Goods sólo para la foto, je “, cuenta el volante, titular en el carril izquierdo del Matador. Están relajados, a pesar de… “de que jugamos un partido importante, sí, pero la idea es seguir con la mentalidad de siempre”, agrega Romy.

Mientras esperan la llegada de Martín Morel, figura y autor de un gol ante Arsenal, comienzan las poses y los flashes. Una, dos, tres, 20 fotos o más. No hay que perder ni un detalle. Y cuando la formación se desarma, llega Morel, al trotecito. “Dale, tranquilo, vení a la hora que quieras”, lo chicanean en grupo. “Es que lo llevé a Castaño a la casa y me demoré. A ver qué palo me toca… ¿tienen el número 72?”, tira. “Me parece que por cómo se puso el fotógrafo, a mí me corta, acordate que no salgo en el Olé”, dice el Pato, quien agrega: “Según cómo se presente el partido, el punto sirve. Pero de entrada, Tigre saldrá a intentar ser protagonista”.

La llegada del enganche obliga a unas últimas tomas. “Pato, no posés, por favor”, le dice Ruscu en broma. “Ereros, te podés reir, eh”, agrega Galmarini. “Dale Bati, una sonrisita. ¡Mirá cómo posa!”, chicanea Román a Lazzaro.

Se pasan la bola. Luego de los retratos parece asomar el momento de hablar de lo importante: el partido del domingo. La visita a Lanús. La posibilidad de quedar como líderes cuatros partidos del final. Pero, la alegría y la tranquilidad de los jugadores es tan grande que nada les borra la sonrisa y el buen humor. “Si Romy se levanta bien, ganamos”, tira Galmarini. El ex Arsenal le guiña el ojo y pasa la posta: “Si Lazzaro la mete nos llevamos el triunfo”. Y el delantero devuelve pelota al inicio. “Si el Pato Galmarini marca bien a Valeri, vamos a ganar”. Casi en la despedida, entonces, Lazzaro y Rusculleda le ponen el cierre a la producción golfística…

Lázzaro: ¿Qué tienen que ver los palos de golf con nosotros?

Galmarini: ¡Por los Tiger Goods! Bati, no entendés nada, jeje…

Fuente: Diario Ole.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: