Lanús 2 – Tigre 1. “Con esa hinchada no podes salir campeón”.

Desde el inicio quedó demostrado que son dos equipos que están desarrollando un juego superlativo. Un poquito mejor Lanús, y ahí la explicación de los dos puntos de ventaja que le lleva a Tigre. A los 6, Sand tuvo la primera, cara a cara con Islas, pero resolvió bien el arquero. Fritzler y Pelletieri estaban muy firmes en el medio y el local recuperaba rápido la pelota.

El partido fue cambiante, con situaciones de gol para ambos conjuntos, pero Lanús jugó mejor y justificó la victoria. De esa manera se abrió el marcador, pero además se complementó el trabajo de los volantes de marca con los volantes de creación. El Granate volcó su juego por el sector derecho, donde Sebastián Blanco y Santiago Biglieri se juntaron para tocar de primera y contaron con el apoyo de Agustín Pelletieri. Diego Valeri, pese a ubicarse por la izquierda, también se tiró al medio para triangular y Tigre sufrió las consecuencias. A los 15, Biglieri se metió en el área y Alexis Ferrero se tiró peligrosamente de atrás. El árbitro Carlos Maglio cobró penal y Sand no perdonó.

tigre-lanus.jpg

Lanús no se relajó con el 1-0, fue por más y transformó a Islas en figura. A los 20, Valeri la puso al medio, Sand cabeceó y el arquero del matador la sacó al tiro de esquina a puro reflejo. Seis minutos más tarde, Blanco ingresó al área, luego de una fantástica jugada colectiva, y la tiró por arriba del travesaño. Era todo del local, pero Walter Ribonetto perdió inocentemente una pelota cerca del rectángulo mayor, A los 33, Ereros desbordó por izquierda y envió el centro, paralelo a la línea de fondo, al segundo palo. Allí apareció Lázzaro, que saltó más alto que Bossio y metió la frente para el 1-1, casi adentro del arco. Un goleador implacable que no desaprovechó la única clara que tuvo.

El gol despertó al conjunto de Diego Cagna, que mejoró mucho a partir de los pies de Román Martínez. A los 40, Carlos Bossio salió mal a cortar un centro y Néstor Ayala cabeceó muy cerca del palo derecho. Igualmente, Lanús siguió siendo superior en cuanto a juego y llegadas de peligro. En el final, Islas se transformó en figura con tres atajadas clave. La primera a Fritzler, que sacó un derechazo fortísimo desde afuera del área. Después una media vuelta a Sand, que rechazó con una estirada al tiro de esquina. Y la última a Hoyos, que se encontró con el centro del mismo córner en la puerta del área chica y el arquero la manoteó con lo justo. Así se fue el primer tiempo, con Lanús buscando y Tigre con la igualdad en el bolsillo.

En el complemento, Tigre contó con situaciones en el inicio. Nada más pasaron 40 segundos en el segundo tiempo para que hubiera una jugada clara de gol. Román Martínez metió un pase bárbaro entre líneas para la diagonal de Ereros. Pero el delantero, que quedó cara a cara con Bossio, definió mal, afuera. Y en la contra, Sebastián Blanco, de gran partido, recuperó una pelota, enganchó y sacó el derechazo que se fue cerquita. De ida y vuelta, un partido vibrante.

dibujo.jpg

Tigre logró tener un poco más la pelota en los minutos iniciales, aunque no supo que hacer con ella y el protagonismo volvió a ser rápidamente de Lanús. A los 15, el granate volvió a estallar. Maglio cobró una infracción dudosa y Valeri ejecutó ese tiro libre desde la derecha. El centro del volante fue al segundo palo y por allí apareció Fritzler, que marcó de cabeza el 2 a 1.

El gol generó una pelea entre Castagno y Rusculleda, porque el volante por izquierda perdió la marca en el área. Se quebró Tigre. Cagna realizó cambios. Con el correr de los minutos, primero sacó a Rusculleda y después a Castaño. Adentro Torres y Stang. Ya había movido las piezas Cabrero, con Lautaro Acosta por Biglieri para una contra y con Salomón en lugar de Blanco, para aceitar las marcas atrás.

Allí el partido perdió brillo y ganó emotividad. Se jugaba sin tapujos, desenfrenados en busca del gol que les diera la gloria. Iba Tigre con todo por el empate, respondía Lanús con juego, velocidad y precisión. También entró Morel en la visita, pero Tigre nunca tuvo chances reales de llegar al empate. Dejaron todo, un homenaje al fútbol. Pero hubo un ganador y fue Lanús. Con lo justo, pero merecido. El 2-1 fue definitivo con el pitazo de Maglio tras cuatro minutos de adición.

Párrafo aparte para la hinchada del Matador que no paró de alentar durante todo el partido. Por momentos parecía que el encuentro se estaba jugando en Victoria y no en cancha de lanushhh. Pelean el campeonato o el descenso? Por Dios, que amargura!!!
Por eso sos grande TIGRE: alentas en las buenas, pero mucho mas en las malas.

FICHA DEL PARTIDO

ficha-tigre-lanus.jpg

Anuncios

3 respuestas a Lanús 2 – Tigre 1. “Con esa hinchada no podes salir campeón”.

  1. caty dice:

    con esa hinchada no podes salir campeon?
    te parece..
    te volviste a victoria parado porque ni sentarte podias
    ay. por favor, gato comilon
    saluda al campeoooonnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn

  2. Que tal tanto tiempo… la verdad feliz… muy feliz…. hay que tener mucho huevo para mantenerse 5 fechas seguidas en la punta y eso a Lanus no le peso porque es un grande!!!!!… Orgulloso de ser Granate!!! y ser el Capo absoluto del Sur!!!… Saludos

  3. tigre dice:

    TOMATELAS BOLUDO GRANATE SON UN DESASTRE, LES AGARRO LA CAGADERA, PIERDEN CON CUALQUIERA, CON HURACAN DE LOCAL NO LLEGARON NI UNA VEZ AL ARCO, DAN VERGUENZA, SON EL UNICO CAMPEON QUE NO LLENA NI SU TRIBUNA POPULAR, PARECEN PLATENSE CON EL PERDON DE LA PALABRA, JAJAJA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: