Martin Morel, “El final que nos está tocando vivir es de novela”.

morel.jpg

Ascenso a Primera después de 28 años, tres triunfos ante los grandes (River, Racing y Boca) y la posibilidad de forzar un desempate con Lanús para seguir haciendo historia. Como si alguien lo hubiera escrito y le hubiera dado un cierre tal que puede convertirse en realidad. “El final que nos está tocando vivir es de novela. Ojalá que se pueda decorar con el campeonato”, cuenta, siente y vive Martín Morel, quien llevó a lo concreto el sueño de un posible mano a mano con el líder. Su espectacular definición ante la salida de Caranta, en el 2-1 a Boca, hizo delirar a todo Victoria. “Parecía que no entraba nunca. En el primer gol había pateado y había dado en el palo, y en el segundo parecía que se iba a afuera. Cuando entró no sabía qué hacer”, le transmite a Olé el hombre más buscado por la prensa y uno de los más requeridos por los hinchas de Tigre.

— No sabías para dónde correr en el festejo…
— Ja, ja. No sabía qué hacer. Tenía una alegría enorme. Primero hice un pique para el medio de la cancha y después volví hacia una de las cámaras para saludar a mi nena y a un amigo de Rosario que cumplía años.

— ¿Ya tenías planeado gritarlo de esa manera?
— Sí, ya lo había pensado antes del partido. Menos mal que me acordé justo en el momento porque me había ido para otro lado, je. Les había prometido que se los iba a dedicar.

—¿Si al iniciarse el torneo les decían que iban a vivir esto, lo creían?
— No, para nada. Sabíamos que iba a ser muy duro. Nadie le ponía fichas a Tigre para pelear el campeonato. Muchos nos tiraban abajo por ser los recíen ascendidos, así que hoy lo estamos disfrutando el doble. Todo lo que se habló nos hizo más fuerte.

—Tuviste la difícil tarea de reemplazar a Ayala…
— Néstor es un gran jugador. Por eso, quizás la responsabilidad que me dio Diego (Cagna) al mismo tiempo fue como una presión. Yo me lo tomé como un desafío y por suerte me salieron bien las cosas. Pese a que él estaba haciendo un buen torneo, estoy contento por lo que estamos haciendo todos. Creo que los 30 del plantel tenemos el mismo nivel.

— Convertiste en los últimos tres partidos. Te recuperaste a tiempo…
— Sí. No tuve un buen comienzo del torneo contra Gimnasia en La Plata y con Independiente (NdeR: fue titular en las dos primeras fechas y luego perdió el puesto con Ayala). Después, Diego me volvió a dar la confianza y convertí tres en los últimos tres… Es un buen promedio.

— ¿Por qué creés que regresaste en este nivel?
— Porque me puse en la cabeza que debía volver de la mejor manera y jugar las últimas fechas sea como sea. Por suerte me tocó volver y la forma en que lo hice me pone muy contento. Me tuve que esforzar mucho porque me sentí muy bajoneado cuando no jugué durante doce fechas. La pasé mal.

—Ahora a esperar que Boca le gane a Lanús y ustedes a Argentinos…
— Sí, nosotros tenemos fe y la ilusión de llegar al desempate. Ojalá se dé. Muchos creen que Boca se quiere vengar del desempate que le forzó Lanús en el 2006… Así que no perdemos las esperanzas.

Fuente: Diario Ole.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: