Central 2 – Tigre 3. “Un triunfo arroyador en arroyito”.

Un triunfo épico logró este domingo Tigre en Rosario. La parada se le puso brava de entrada frente a Central, que aprovechó el letargo del Matador en los primeros minutos para ponerse 2-0 antes del cuarto de hora inicial, y luego debió remarla desde muy abajo ante un equipo que estuvo lejos de entregarse. Sobre el final llegó el triunfo, el premio a la solidez de un conjunto que se ganó llegar al final con las chances intactas.
lazzaro-gol-1

En el inicio, el conjunto de Diego Cagna se mostró desarmado en defensa, sin fútbol en los pies de Martín Morel, sin abastecimiento para sus delanteros. Y le costó caro. A los cuatro minutos, Ezequiel González escapó por derecha tras pase de Omar Zarif, mandó el centro y Milton Caraglio cabeceó para festejar el primero. Y a los 11, sin mediar reacción alguna de parte del Matador, fue Caraglio el que habilitó a un solitario González, quien corrió sin oposición y definió bajo y a la izquierda de Daniel Islas.

Después, poco a poco con el correr de los minutos, Tigre fue recuperando la pelota en el mediocampo, a la par que Central retrocedió para cuidar todo ese premio que ni siquiera esperaba tan temprano. Así, Carlos Luna tuvo la primera con un cabezazo que atrapó Jorge Broun, y luego Víctor Altobelli quedó mano a mano con el arquero y remató fuerte y afuera.

Hasta que, a los 29, llegó el premio para la visita. Tras una buena jugada asociada, Diego Castaño asistió a Luna, quien apareció solo y definió a la red. Y a los 41, tras un córner desde la izquierda, Castaño cabeceó al palo y en el rebote Luna le rompió el arco a Broun.

luna-gol

El envión del de Victoria se extendió al segundo tiempo, en donde nunca se conformó con lo alcanzado ni olvidó su obligación de ganar. Con Castaño como motor del reparto de pelota en el medio, Luna puso en aprietos a Broun, quien le sacó de la cabeza un balón cuando se aprestaba a cabecearlo peligrosamente, y Altobelli desperdició un cabezazo sin arquero.

Después, el Equi avisó con un tiro libre que pasó cerca, Omar Zartif sorprendió con un sablazo y Emilio Zelaya con otro remate, ambos ahogados por Islas. Pero a los 35, Altobelli fue por derecha, se la dio al medio al recién ingresado Leandro Lázzaro y éste definió esquinado a la izquierda de Broun.

El gol cayó como baldazo de agua helada a los aún vivos ánimos canallas, por lo que en el tramo final sólo hubo lugar para otro intento de Lázzaro.

El final llegó con el desahogo visitante, sus efusivos festejos y su esperanza de cara a la última fecha. Una última fecha que lo tendrá, junto a Boca y San Lorenzo, como uno de los líderes y candidatos a la gloria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: