Daniel Islas, “Me arrepiento de lo que hice. Es inexplicable”.

El topetazo del Pitu Barrientos sobre el cuerpo de Islas y la posterior reacción del arquero con un manotazo en la cara del volante todavía dejó secuelas en Victoria. Porque en el plantel todavía está la bronca por el partido perdido y en Islas, el desconsuelo. “Me arrepiento de lo que hice. Es inexplicable. No le encuentro una explicación lógica porque hasta el día de hoy no había hecho una cosa así”, se sinceró en Estudio Fútbol.

Tres días después de ver la roja en las manos de Laverni, el arquero de 29 años todavía no cae de lo que pasó en la cancha de Vélez. “Hasta el día de hoy no sé qué pasó, pero no fue para tanto, fue sólo un empujón. No tiene explicación, fue sólo un segundo, pero ya pasó”, argumentó el uno. Y agregó: “Adentro del partido hay cosas que uno no puede controlar. Les pido disculpas a mis compañeros y al cuerpo técnico. Yo sé que acá no pasa nada, pero uno está dolido por la situación”.

Símbolo y figura del equipo a lo largo de todo el torneo, Daniel fue uno de los principales responsables de llevar a Tigre a la definición en el triangular. Sin embargo, el error que cometió sobre el final del partido todavía lo tiene desconsolado. “Ya estoy sufriendo desde ahora. No sé ni qué hacer, pero son cosas del fútbol y sé que no me van a volver a pasar porque de los errores uno aprende”, se mentalizó, al tiempo que repasó la jugada una y otra vez por su cabeza: “Yo le puse la mano, pero él no se frenó, porque se podría haber frenado tranquilamente. Fue vivo, la hizo bien, porque después se tiró. Igual, esas son cosas que las haría cualquier jugador”.

Islas fue sancionado de manera provisional y no podrá estar en el partido ante Boca (si se juega) el próximo martes. Además, deberá presentarse a declarar el 3 de febrero, cuando se conocerá su sanción. De esta manera, luego de 79 partidos de manera consecutiva en el arco de Tigre, Islas deberá dejarle su lugar a Luis Ardente (ya sea ante Boca o en el inicio del Clausura, ante San Lorenzo). De todos modos, y en medio del dolor por su expulsión, Daniel suelta una sonrisa por la chance de su amigo: “Está Luisito que es un gran arquero y el grupo está muy bien para conseguir lo que queremos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: