Morel por Ayala el cambio que causó sorpresa.

“Lo saqué porque estaba jugando mal, pero nada más”. Con estas escuetas palabras, Diego Cagna explicaba una de las sorpresas que se vieron en la primera final ante San Lorenzo: haber sacado a Martín Morel en el entretiempo. Si bien el DT demostró que no le tiembla el pulso a la hora de meter mano, la movida causó sorpresa porque el enganche fue una de los puntos fuertes para que Tigre haya llegado a la definición del torneo. De hecho, fue el goleador del Matador con 13 tantos. Algo extraño…

Desde ese día, el jugador se llamó a silencio, rutina que continuó ayer cuando se fue de la práctica sin hablar, algo muy raro en él. Pero su bronca no es hacia nadie en particular. “Su enojo pasa por no rendir como él lo esperaba y obviamente porque a nadie le gusta salir en una final y menos cuando sólo habían pasado 45 minutos”, contó un allegado a Morel, que también se encargó de aclarar que “en ningún momento hubo reproches hacia el técnico, ni mucho menos”. El enganche se bancó la decisión con amargura y el martes buscará revertir la imagen que dejó ante el Ciclón.

No es la primera vez que Cagna patea el tablero: ante Racing, en la quinta fecha, había realizado el mismo cambio. Al partido siguiente, Morel directamente fue al banco (luego ingresó en el segundo tiempo y se despachó con dos goles para el 3 a 1 a Gimnasia LP). Desde ahí, el enganche no salió más del equipo y, si bien nada está confirmado, según pudo averiguar Olé es una fija para la posible final ante Boca el martes.

Por otra parte, el técnico tiene devoción por Néstor Ayala. El Flaco no olvida que el paraguayo fue clave en el subcampeonato obtenido en el Apertura 07. Aunque no rompió el molde cuando ingresó por Morel el otro día, Cagna sabe que es un jugador que puede pelear el puesto de enganche. La mejor manera de motivar a la tropa es generar competencia interna. Lo cierto es que el próximo rival es Boca y Morel es una especie de talismán de la buena suerte: le hizo tres goles en tres partidos.Por eso, estaría entre los 11 por lo menos los primeros 45 minutos.

Habrá que esperar lo que suceda hoy en Avellaneda. Pero si hay final, hay un dato fresco: en el último partido ante el Xeneize, Cagna plantó un equipo distinto al que venía jugando. No sería raro que haga lo mismo. En el histórico 3-2 en la Bombonera, hizo debutar a Rosano (¿lo pone de nuevo?) y pondría a Lazzaro desde el arranque.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: