Gimnasia (J) 1 – Tigre 1.

Gimnasia de Jujuy sufrió más de merecido, pero finalmente logró rescatar un punto de oro con un 1-1 ante Tigre. Sufrió porque en su situación actual no puede permitirse dejar puntos en el camino y mucho menos de local, y el sufrimiento fue mayor al merecido porque el Lobo, invicto desde que Héctor Arzubialde asumió la dirección técnica, fue superior a su rival durante los noventa minutos.

El partido comenzó con los jujeños buscando con muchos centros cruzados y dispuestos a atacar el arco de Daniel Islas a partir del juego aéreo. El primer aviso llegó con un cabezazo de Gabriel Loeschbor que se fue apenas desviado. Además, Jorge Luna inquietó con un disparo desde media distancia y Mauricio Ferradas, muy activo, rompió el travesaño con un potente derechazo.

Tigre, que en sus últimas presentaciones había mostrado una notable mejoría con respecto a las primeras fechas, respondió con muy poco. Martín Morel nunca pudo hacer pie y así los delanteros quedaron aislados del circuito de juego. Además, Gastón Pezzutti estuvo muy atento ante los tibios ataques del rival.

Pero Gimnasia no la embocó y el Matador no perdonó: apenas comenzado el complemento Carlos Luna aprovechó una serie de horrores en la defensa del local y la mandó al fondo del arco. Era injusto por cómo se estaba desarrollando el encuentro, pero el Lobo igual iba a tener revancha…

Con el correr del reloj, Gimnasia fue adelantándose en el campo de juego y además Tigre sufrió la expulsión de Juan Blengio. La otra cara de la moneda: los de Arzubialde dejaron muchos espacios en defensa y les sirvieron el contraataque a los de Victoria. Leandro Lázzaro, de cabeza, pudo ampliar la ventaja, al igual que Matías Giménez con un remate desde la puerta del área.

Los diez minutos finales fueron un monólogo del Lobo, y fue entonces cuando se agigantó la figura de Islas, que tapó todo menos un dudoso penal que otorgó Néstor Pittana por una mano de Pablo Jerez. Ricky Gómez igualó desde los doce pasos cuando iban 42 minutos y en tiempo de descuento casi vuelve a festejar con un tiro que se fue besando el poste. Así, Gimnasia pudo festejar un empate que, aunque no le permite alejarse de la zona caliente, lo mantiene en carrera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: