Tigre 1 – Newell’s 1. “El Matador no levanta cabeza”.

Newell´s perseveró y se llevó algo de Victoria. Es que, pese a haber merecido ampliamente quedarse con los tres puntos frente a Tigre, hasta último momento se quedaba con las manos vacías, aunque encontró el gol del tan buscado 1-1. Y, en ese contexto, un punto nunca está de más, sin olvidar el susto del final con el penal errado por Matías Giménez…

El Matador fue contundente para aprovechar su momento en el primer tiempo. Ninguno de los protagonistas había mostrado aún sus cartas cuando, a los cinco minutos, Giménez metió la pelota en el corazón del área tras un tiro libre pasado desde la derecha y Carlos Luna remató bajo y a la derecha de Sebastián Peratta para la primera emoción de la noche.

Pero después, contrariamente a la espera de que el local ratificara su ventaja mostrando superioridad, el dominio fue todo de una Lepra que, sin embargo, no logró llegar en profundidad. ¿Las causas? Que pese a los intentos de Mauro Formica y las subidas de Ignacio Pillud, Santiago Salcedo y, sobre todo, Leandro Armani, estuvieron peleados con el gol y encima toparon con los defensores locales.

Armani se lo perdió frente al arco moelstado por Pablo Jerez, luego remató de media vuelta y la pelota pasó muy cerca y, por último, se animó el mismo Formica, sin puntería.

El complemento siguió con la misma tónica, aunque más exagerada. Armani desperdició otra chance desde el piso y luego se topó con Daniel Islas, Lucas Bernardi remató alto desde lejos, Leonel Vangioni apareció solo por izquierda y definió afuera, y Juan Insaurralde cabeceó por arriba. La hegemonía sólo se quebró por un error de Sebastián Peratta que derivó en un disparo alto de Leandro Lázzaro.

Así las cosas, cuando a los 29 Damián Leyes le entró muy fuerte a Vangioni y se ganó la tarjeta roja, la suerte local pareció echada. Si nunca había tenido la pelota ni creado peligro, la lógica era que en breve resignara su triunfo. Pero eso recién sucedió a los 40, cuando el desequilibrante Formica se escapó por izquierda tras una mala salida de Tigre, se llevó a defensores y arquero y mandó el centro para que Armani cabecee solo al segundo palo y -por fin- concretara una chance.

Pero las emociones no estaban todavía agotadas. A los 45, Rolando Schiavi trabó a Leonel Altobelli en el área. Era penal. Pero el tiro de la injusticia salió mal, porque Giménez lo estrelló en el travesaño. El final de un encuentro tan extraño, entonces, le dio motivos para festejar al conjunto rosarino. Aunque la diferencia a su favor haya sido tan grande.

2 respuestas a Tigre 1 – Newell’s 1. “El Matador no levanta cabeza”.

  1. maxi dice:

    tigre es lo mas yo lo eleji es mi pasion tigre poreso aguante tigre y voy a segire a todo lado aguante tigre la puta q lo pario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: